La rotulación de tu negocio es una parte muy importante del marketing, ya que sirve en primer lugar para identificar el local físicamente. En datos duros, también son los encargados de proveer la visibilidad para logos, colores institucionales y promociones, por lo que refuerza la marca en los posibles clientes, refuerza la imagen y le da una personalidad.  

Los rótulos en una empresa deben comunicar lo que es la empresa, así como lo que ofrece, ya sean servicios o productos. La mejor estrategia para jalar clientela y mejorar el departamento de ventas es hacer un buen rótulo en tu negocio.

Existen algunas características fundamentales que tienen los rótulos en un negocio:

Tamaño. Un rótulo de gran tamaño siempre tendrá el mayor impacto en la posible clientela, sin embargo, no por ser gigante es el mejor. El tamaño de un rótulo debe estar en proporción al resto de la fachada, para no ser molesto a la vista del propio negocio.

Fachada. El rotular la fachada con un estilo llamativo y potencialmente comercial es algo que siempre va a atraer clientes en frío. Hacer un buen trabajo en la parte superior de la puerta principal, así como los laterales y escaparates, siempre darán una cálida bienvenida e invitación a comprar.

Interiores. Una vez que el cliente ha ingresado al local, atraído por algún servicio o producto, se debe llamar su atención hacia las promociones, o hacia productos en específico, mediante carteles en las paredes, rótulos en el techo o displays
colocados estratégicamente.  

Si quieres conocer más de este tema, envíanos un correo electrónico: juliorotulos4@hotmail.com